¿Por que soy tan llorona en los eventos?

Ok, exagere un poco, mas que llorar me emociono. Se me eriza la piel, se me hace un nudo en la garganta y a veces una que otra lagrimita. Pero no todo son lagrimas, muchas otras veces son carcajadas.

Y es que, cada boda o evento social poseen una serie de detalles mágicos. Y cuando digo detalles, no solo me refiero al centro de mesa y las flores que adornan el salón. (los cuales son de gran importancia, pero hablaremos de eso en otro post.)

Me refiero a esas pequeñas situaciones, que muchas veces pasan desapercibidas, pero son las que le dan sazón a este viaje.

Y de esa magia te quiero hablar hoy.

Cada uno de nosotros somos diferente, tenemos diferentes historias, diferentes familias, pero hay algo que siempre esta presente en las bodas y eventos sociales y eso es el amor.

El amor en los abrazos de bienvenida para aquellos invitados que no se ven desde hace tiempo y han encontrado la excusa perfecta para reencontrarse.

El amor de la tía al cargar por primera vez al sobrino recién llegado, o la mejor amiga que quiere obtener el selfie del año. Y que salgan todas. Que no se corte ni una e inténtalo 4 veces por que una cerró los ojos y otra no obtuvo su mejor ángulo.

El amor en los abrazos de papá, emocionado por ver crecer feliz a su niña. Y mi parte favorita, el amor en los besos de la abuela. Esos me traen nostalgia y recuerdos.

En la camaradería entre madre e hija, esas charlas discretas sobre si algo falta en las mesas y alguna que otra novedad familiar.

En las bodas, los novios robando instantes para estar solos, compartir besos y palabras secretas que los hacen reír y abrazarse con fuerza.

En la pista de baile, todos siendo amigos, celebrando. Y en donde al pasar las horas, todo se vuelve mas sencillo, mas ruidoso y todos sacamos nuestros mejores pasos. Hasta yo, no puedo evitar aventarme un bailecito discreto desde mi lugar.

Estos y muchos otros mas, son los detalles que me enamoran de la cobertura de eventos. Algunos ya son predecibles otros no tanto, entonces debo mantenerme alerta, siendo testigo del amor y por eso me emociono y lloro o rio a carcajadas.

Por ello le digo a mis clientes, gracias por dejarme compartir con ustedes momentos tan lindos, por dejarme ser parte de su felicidad y porque, aunque no lo crean en cada evento les dejo un pedacito de mi corazón y mucha, pero mucha de mi estamina.

Pues hasta aquí el blog, de hoy. Muchas Gracias por leer hasta aquí. Recuerda suscribirse a mi lista de correos, darme muchos corazones en mis redes sociales y no se pierdan mis stories en Instagram.

 

Bonito fin de semana para todos.